Follow by Email

viernes, 4 de noviembre de 2011

LA FAMILIA POLILLAL


La polilla como lana de la noche a la mañana.
Muerde, come, come, muerde lana roja, lana verde.
Sentadita en el ropero con su plato y su babero, come lana de color con cuchillo y tenedor.
Sus hijotos comilones tienen cuna de botones.
Su marido don Polillo balconea en un bolsillo.
De repente se avecina la señora Naftalina.
Muy oronda la verán, toda envuelta en celofán.
La familia polillal la espía por un ojal, y le apunta con la aguja a la Naftalina bruja.
Pero don Polillo ordena:
-No la maten, me da pena; vámonos a otros roperos a llenarlos de agujeros.
Y se van todos de viaje con muchísimo equipaje: las hilachas de una blusa y un paquete de pelusa.

María Elena Walsh

No hay comentarios:

Publicar un comentario